martes, 11 de diciembre de 2012

Besando la mano de María Sin pecado Concebida


Galería Fotográfica en el Interior Texto: P.Caro. 

Dios te Salve María, llena eres de Gracia...
Dios te Salve Madre y a tus plantas como buenos hijos venimos a rezar, a besar tu mano porque... Besando la mano de María Sin Pecado Concebida, se alivian las penas, se consuela el dolor y todo el sufrimiento se desvanece porque el ver tu cara de dolor... ¿Qué mas sufrimiento puede haber que el de una madre que pierde a su hijo... antes de nacer?
Ver como se va... ese es el dolor de María, que, paradógicamente contradice al dichoso aborto... desgraciadamente tan puesto de moda. Tenemos mucho que aprender de Ella que, limpia de pecado, nos da una leccion de Amor tan solo extendiendo su mano.

Comenzó Angustias y Ella, como buena madre no quiso ocultar la grandeza de su hijo, que sin temor a equivocarnos, es el que reina en Utrera. La Priostía de la Hermandad del Jesús recuperó una disposición que los jovenes desconocían, una posición oblicua permitía la visión de Ntro. Padre Jesús Nazareno, la grandeza y espectacularidad de un altar -que recuperaba elementos del primitivo palio de plata- y al Señor de la Oración que humildemente ocupaba el habitual altar mariano.

Dolores continuaba dando una clase magistral de... CARIDAD. Ella no quiere flores, quiere alimentos, jugetes y peluches para sus hijos mas pobres, y así lo hace su hermandad de la Vera-Cruz. La Reina no quiere flores... pide alimentos, y asi acude Utrera, con un "kilito" de lentejas, arroz o garbanzos para los Hijos de la Madre, porque la Madre... quiere a sus Hijos.

Las Lágrimas quedaban en la capilla bautismal de Santiago, Humilde y Paciente se estrenaba la Reina vestida de Sol ante la atenta mirada como testigo de su Cautivado Hijo Jesús y recibia la visita de cuantos Utreranos visitaron el Templo más antiguo de la ciudad. Ante lo portentoso de su parroquia y en la intimidad de su capilla el pueblo y especialmente sus hermanos vivieron una jornada intensa con su titular, silenciosa y tímida pero a la vez Magestuosa... eso solo lo consigue Utrera.

Ya ven... Madre caritativa y magestuosa, asi la vimos a Ella, mientras besábamos la mano de María, Sin Pecado Concebida

Fotografías J. M. Márquez

Ntra. Sra. De las Angustias


Ntra. Sra. De los Dolores


Ntra. Sra. De las Lágrimas




No hay comentarios:

Publicar un comentario