sábado, 18 de agosto de 2012

RetabloCeramico.net hace una llamada de socorro al conjunto cerámico del campanario de Consolación

Fotografías del Articulo: JESÚS MARÍN GARCÍA
Un articulo publicado en la web de cerámica religiosa www.RetabloCeramico.net en el año 2009, denunciaba el mal estado de la azulejería que remata la torre del joyero de Utrera, del Santuario de Consolación.

El articulo, que reproducimos a continuación, ofrece un amplio reconocimiento artistico de esta obra desconocida en utrera y que muestra las imagenes de N. S. de Consolación, San Francisco de Paula, San Fernando Rey y San Francisco de Asis.
Ya sea por el tiempo, por las condiciones climatológicas adversas a la conservación de estos retablos cerámicos o simplemente la falta de conservación han hecho que este famoso sitio web coloque este conjunto en su apartado S.O.S. URGENTE, y esque razón no les falta, si no... Juzguen ustedes mismos, nosotros nos unimos a esta llamada de socorro.
http://www.retabloceramico.net/sosurgente006.htm

Lea el articulo a continuación


Jesús Marín García; Septiembre de 2009

FICHA 006. El Santuario de Consolación (Utrera, Sevilla) fue declarado Monumento Histórico-Artístico con fecha del 24/07/1982 y publicado en Boletín Oficial: BOE 21/09/1982, correspondiendo su propiedad al Arzobispado de Sevilla. El Santuario formaba parte de un antiguo Convento del siglo XVI, aunque el templo actual fue erigido en el primer tercio del siglo XVII. La construcción empieza en 1563 y termina en 1714 por Fray Pedro de Pineda. La portada, de 1635, es de Alfonso Álvarez de Albarrán.

Al margen del valor arquitectónico, cultural y religioso del conjunto, nos preocupa de manera especial el deterioro progresivo de los remates de la torre campanario, cubierta por paneles cerámicos de enorme valor artístico, de principios el siglo XVIII, supuestamente, ya que la obra se remató en 1714.

El remate piramidal de la torre esta formado por cuatro grandes triángulos, cada uno de los cuales está compuesto por 300 piezas de cerámica vidriada, con aristas anguladas a dos caras. El total de la superficie ocupada por el vidriado es de 18 metros cuadrados, de los cuales cada una de las caras destina 3,5 m2 a la reproducción de una imagen policroma relacionada con el Santuario (Virgen de Consolación, San Francisco de Paula, San Fernando y San Francisco de Asís).
En las ultimas actuaciones de reforma y restauración de la fechada, con motivo del V Centenario, no se acometió ninguna de ellas a la consolidación, mejora y limpieza de los remates del campanario con lo que éste presenta un preocupante estado de abandono, suciedad y deterioro de las obras de artes que significan esas cuatro cerámicas.

En una reciente visita y tomas fotográficas hemos podido apreciar los siguientes datos:


CARA B (San Fernado)
CARA A (Consolación)
CARA A. (suroeste)- Triángulo Virgen de Consolación: Han desaparecido azulejos del enmarque (cuatro piezas) y un importante número de ángulos en la arista izquierda del panel, además de la vegetación que ha crecido entre las grietas de los propios azulejos, forzando su rotura. La imagen afortunadamente se conserva bien, pero presenta una excesiva suciedad que está dañando al vidriado. En la base aparecen restos de un nido de cigüeñas, con las graves consecuencias que traen los excrementos de estas aves. Así mismo, justo en el cuerpo de la Virgen hay clavada una gavilla de hierro, resto de alguna actuación anterior, que debiera desaparecer de inmediato.
CARA C (S. Fco. de Asis)

CARA B. (sureste)- Triángulo de San Fernando. Han desaparecido varios azulejos del panel de San Fernando; soporta los anclajes del pararrayos y a su derecha tiene un nido de cigüeñas de grandes proporciones.

CARA C.- (noreste) Pirámide San Francisco de Asís. Es la mejor conservada pero la más sucia de las cuatro.

CARA D.- (noroeste). Pirámide San Francisco de Paula. Los principales problemas de este panel son las hierbas, la caída de cuatro azulejos de la cabeza del santo y la suciedad.

CARA D (S. Fco. de Paula)
A todo ello habría que añadir el grave estado de los cuatro pináculos, el lamentable estado de la pintura de las paredes y el remate común de los lados de la pirámide donde se encuentran anclados el pararrayos (en forma de cruz) y la esbelta veleta de la Nao.

La autoría de los paneles es desconocida, pero la reproducción de determinados elementos, el color de los pigmentos y los diseños de las figuras representadas las sitúan al inicio del siglo XVIII, en Sevilla, cerámica con fondos amarillos, tal como gustaba pintar en el XVI a Cristóbal de Augusta.

Sirve esta pequeña RESEÑA como DENUNCIA y llamada de socorro a las autoridades, civiles y religiosas, para que se lleve a cabo una actuación de urgencia que frene el galopante estado de deterioro de los paneles descritos.

Ojala Utrera sepa presionar a sus autoridades municipales para que se pongan a la cabeza de esta reivindicación y ello nos permita disfrutar en todo su esplendor de estas pequeñas piezas que deben ser valoradas como un patrimonio a conservar de la mejor de las maneras para próximas generaciones.

Su especial estado de protección como Monumentos Histórico Artístico es razón mas que de sobra para “exigir” una rápida actuación.
Desde quienes amamos la cerámica y desde esta página Web, estamos seguros que pronto podremos ver relucientes estas pirámides que rematan uno de los Santuarios más importantes de la Baja Andalucía.




No hay comentarios:

Publicar un comentario